4.1 Los 6 consejos en el primer día de trabajo, estrategias para 4.2

Para todos los efectos prácticos, el primer día de trabajo debe ser una experiencia energizante.

Pero para muchos, es cualquier cosa,  menos algo notable; más bien olvidable.  Con una recopilación de experiencias de nuevos graduados y de veteranos en el trabajo, se ha preparado este informe para ese primer día.   Ahora es el momento para garantizar que las prácticas de arribo (onboarding) mantengan motivado al nuevo empleado y se sienta emocionado por trabajar.

Estos consejos convérsalos con tu nuevo jefe, pueden ayudarte a tener éxito: Si a tu jefe no se la ocurrido, apreciará tu iniciativa, ya que a él le interesa mucho que a ti te vaya bien.  Ambos ganan

6 consejos para el  Jefe, en el primer día de trabajo de un nuevo empleado.

 

Nº 1: el Jefe debe estar presente y con dedicación personal.

Parece tan básico. Tan simple. Sin embargo muchos nuevos contratados llegan sólo el primer día  Sin verse con su jefe. Su ausencia no hará que tu  corazón se alimente.  El Jefe debe ordenar y limpiar su agenda para dar la bienvenida personalmente a tu llegada.  Esto, es además del tiempo necesario para presentar tu espacio y compañeros de trabajo. Una recepción informal, en persona, es un refuerzo de gran confianza para cualquiera, veterano o recién llegado.

 

Nº 2: Involucra a otros gerentes. 

The Boss, debe mirar más allá de su propia área y ayudar a sus nuevos jugadores a tener buena llegada a las otras unidades de negocio.

«Me reuní con los gerentes varias zonas para discutir sus metas, sus retos y cómo nosotros podemos trabajar juntos. Para mí, aprender sobre sus retos esbozó un mapa de los peligros, las minas terrestres. Era nueva y alguien que me estaba ayudando a lograr un cambio.  Esto me ayudó y es mucho más fácil obtener una lista de desafíos en una reunión con varias personas cuando la discusión es cara a cara » recuerda Valerie, una directora de marketing de una importante compañía de seguros.

La fórmula se aplica también a altos dirigentes de su departamento.  Un poco de tiempo con al menos 2 niveles por encima del jefe puede realmente ayudar desarrollar lealtad a una empresa.  Es importante tener un poco de tiempo de trabajo de redes y no sólo 5 minutos «felicidades estás contratado»

 

Nº 3: Asignar a un amigo.

Esta es una práctica de win-win  reconocer en el actual equipo alguien para ser un amigo en el lugar de trabajo –respondiendo preguntas y ayudando al nuevo miembro en la logística y las rutinas de su lugar de trabajo. Dándole tiempo de trabajo para que sirva de guía y confidente — además de confianza — El jefe habrá enviado una señal que lo valora.  Su nuevo jugador gana aprendiendo rápidamente el protocolo y las prácticas — aquellas inexplicables — que le podrían obstaculizar.

El jefe debe pensar con cuidado en esta asignación temporal. Es un asunto de “química”.   «mi amiga había comenzado justo un año antes que yo. Ella era lo suficientemente cerca para el proceso de incorporación y fue capaz de ayudarme a través de la logística que un veterano de 20 años en una empresa no podría haber recordado. Ella me invitó a almorzar y respondió todas las preguntas ‘tontas’ con las que yo no quería molestar a mi jefe. Tener un compañero de trabajo más informal conduciendo a través de las cosas complicadas, realmente alivia el estrés de comenzar un nuevo trabajo.»

 

Nº 4: Recordar al nuevo empleado las habilidades y experiencias que al jefe le llamaron la atención.

Reforzar lo que cimentó su decisión de ofrecer un trabajo y lo que pueden cumplir exitosamente agregando valor. Recuerda Blake, ahora al completar su primer año con una importante firma de ingeniería, «mi primer día, en mi primer encuentro cara a cara con mi jefe, empezó a referirse a mí personalmente.  Me confirmó los puntos más destacados de mi currículum y había dirigido algunas cosas específicas acerca de mí. Me dijo «es por ello que te elegimos a ti, vas a aprender cómo aplicar esas grandes cosas a este departamento y que vas a hacer bien». Fue un refuerzo que me dio confianza en un nuevo entorno.»

 

Nº 5: Mantener controles periódicos de avance.  

Hacerse el tiempo y agendar la realización de reuniones regulares e informar sobre lo bueno y lo que no lo es.  Lo ideal sería mantener estas conversaciones cara a cara y en un entorno de mesa redonda. Utilizar las diversas perspectivas como una plataforma de aprendizaje. E invitar a su nuevo jugador a dar ideas y darle asistencia para acciones correctivas donde las cosas no van bien.   Compartir los éxitos con los demás para que estas prácticas puedan ayudar a mejorar otras áreas de trabajo o departamentos.  Si hay varias nuevas contrataciones al mismo tiempo, llevarlos juntos a reuniones de inducción-   Nick, quien recientemente inició su segundo trabajo después del colegio, encuentra las reuniones de seguimiento de inducción junto a otros socios «una gran manera de conocer a personas que están pasando por dificultades similares».

 

Nº 6: Tener listas las herramientas de trabajo.

A lo largo de mi carrera, tuve la mala experiencia de comenzar un nuevo trabajo sin una computadora, escritorio y otras herramientas de trabajo esenciales.  Mi nivel de emoción fue de 60 rpm a 0,…. en segundos.   Hay que darle a la nueva contratación las herramientas para ayudarle desde un principio a ser productivos. Planifique con anticipación. Si debe pedir un nuevo ordenador, teléfono móvil o del gabinete de archivo, hágalo con tiempo de sobra antes de la llegada de su contratación. Haga un «de un proceso de inducción estándar, uno de oro»   Brian, un gerente de la industria farmacéutica, golpeó la mesa con «toda la logística está cubierta, incluyendo un ordenador portátil, tarjeta de crédito, acceso concedido al sitio de red/intranet de la compañía (incluyendo acceso remoto) y becas de autoridad establecida en el sistema de contabilidad financiera de la empresa para abrir las órdenes de compra.»

Una lista de las siglas de la empresa ayudó a Sarah a instalarse rápidamente en su primer trabajo.  Recuerda también informar los locales comerciales, una hoja de contactos con teléfono y correo electrónico información de miembros de su equipo, una descripción del trabajo y una lista de las expectativas de la empresa.    Haga un balance de cómo usted y su empresa dan la bienvenida a las nuevas contrataciones. Independientemente de su industria o su tamaño, la práctica de onboarding es un buen negocio por el compromiso de fomentar desde el comienzo de la carrera de los empleados.   Crear un proceso formal.  Asignar a un miembro del equipo con fuertes habilidades interpersonales que conozca las cuerdas sobre cómo funcionan usted y su empresa para servir como coordinador de onboarding.   Con su ayuda, usted puede cimentar una conexión que puede entregar grandes dividendos — en palabras de Sarah, «por estar conectado a un compañero de trabajo amistoso tan rápido, me sentí valorada desde el principio. Un personal de apoyo puede hacer la diferencia en la adaptación a un nuevo entorno de trabajo».

 

El texto original lo puedes ver en

http://smallbusiness.foxbusiness.com/legal-hr/2013/06/24/6-employee-first-day-tips-for-boss/?goback=%2Egde_1830907_member_252903141

Linda Dulye is internationally recognized for helping many companies go spectator free. A former communications leader for GE and Allied Signal, Linda established Dulye & Co. in 1998 with a practical, process-driven approach for improving communications and collaboration through an engaged workforce— a formidable competitive advantage, that she calls a Spectator-Free Workplace™.