3.1 Fotos y contenido del perfil en LinkedIn

Para empezar, ojo, en LinkedIn.

Se trata de una pre-venta. Despertar el interés en que te conozcan. Luego viene el cierre, durante la entrevista. Todos los hunters y reclutadores, en algún momento, te verán. Y las redes tal vez. Tu imagen la vas a proyectar igual, lo quieras o no; entonces, es mejor hacerlo bien.

No se debe mostrar todas las empresas que se están siguiendo. Menos si éstas son Hunters o redes de búsquedas. Estarías diciendo “a gritos” que estás desesperado buscando pega. No se borran, sólo edítalas y ponlas como “no mostrar”, quedarán visibles para ti y ocultas para los demás.

Mira estas fotos, pínchalas y anda a conocer quiénes son, mira lo que tienen como resumen de sus perfiles. Muy pocas cosas, casi sólo los títulos. Mientras más capos, menos información y detalles.

Piensa en una foto semejante para ti, cercana, formal y con una buena sonrisa. Para tu LinkedIn y para tu CV. Los de la primera fila son Head Hunters tops

Es un factor común el que mientras más capos son, menos información ponen.

Los más jóvenes, que se están abriendo caminos, deben poner un poco; pero no tanto como para que sea pesado el leerlo todo. Si deben ir logros numéricos relevantes.

Y recuerda poner el nombre de Tu Marca Personal en LinkedIn y en tu pie de firma y en Resumen (que va en todas tus piezas)

Si quieres encontrar trabajo o recibir ofertas para tu trabajo ideal, potenciar tu marca personal, atraer clientes, etc., debes plantearte qué es lo que otras personas pensarán de ti cuando vean esa foto y si inspirará confianza

Yendo un poco más allá, mira los que más influyen en LinkedIn

Te sugiero contactar a Italo Arriaza +569 83956683 italo@photo.cl fotógrafo especialista y que ya sabe cómo hacerlo y tiene bajos precios

PASEMOS AL SEGUNDO TEMA

Toma unos minutos para desarrollar un titular profesional que transmita un mensaje claro.

Títulos como “CEO en Mi Empresa” o “Director Financiero en la Empresa X” son demasiado comunes y dicen poco. “Coordinadora en XYZ” o “Jefe de Proyecto en…” dicen menos.

El titular profesional es después de tu nombre (o incluso antes) lo primero que cualquier persona leerá. Por tanto, es fundamental que despierte su interés para que visiten tu perfil. No debes crearlo con la intención de atraer a todos los que lo lean, sino a tu público objetivo, que definirás dependiendo de cuál sea la meta que pretendes alcanzar con LinkedIn.

Tu titular profesional es tu “slogan” por decirlo de alguna manera, está vendiendo tu marca personal, tus servicios o los de tu empresa, etc. Y la moneda de cambio es el tiempo de los demás que deben decidir si lo invierten en ver tu perfil o no