2.01 Las 6 claves para perder la vergüenza de auto-promocionarte

Al promocionarse, y dar a conocer tus servicios:
¿Con qué actitud asumes esta tarea? ¿Te da vergüenza? ¿Te resulta tedioso? ¿Te asusta?

Un par de TIPS muy importantes

Promocionarte no es un tema que sólo importa si tienes un negocio, sino a cualquier profesional que desee darse a conocer en su tarea y lograr que lo contraten para desempeñar sus servicios. Estos son 6 consejos para comenzar a desbloquear estos temores que impiden que te desenvuelvas con soltura:

PIENSA QUE PROMOCIONARTE ES COMPARTIR: que lo haces no sólo por ti, sino por las personas que te necesitan, y que tú tienes la solución a su más grande dolor de cabeza. Les estás haciendo un favor a ellos. Focalízate que eres un SERVIDOR y que haces lo que haces porque cambias realidades con lo que sabes hacer. De hecho, lo has hecho, sólo que otros no lo saben y lo podrían necesitar. Muchos necesitan la ayuda que tu podrías aportar, así de simple.

DESTIERRA las ideas negativas que tienes acerca de promocionarte, dándoles un nuevo enfoque. Si quieres hacer dinero en tu negocio, tienes que amigarte con la PROMOCIÓN. Todo el tiempo estamos promoviéndonos: una idea, una opinión tratando de convencer al otro de nuestro punto de vista, etc. Eso es legítimo, es correcto, es bueno, ayudas a la otra parte a conocer, a aprender, haces el bien.

Se AUTENTICO y HONESTO: ésta es una de las estrategias que me encantan. Se tú mismo. Porque las personas se identifican con tu forma de ser, con tu historia, con lo que tienes para mostrar. Se valoran las personas de carne y hueso antes que una súper marca o empresa. No te avergüences mostrándote en tus primeros pasos, cometiendo errores e ir piloteando la nave con cada aprendizaje. Ensayo- Error- Feedback. Este es mi modelo. LO HICIMOS SIEMPRE COMO EJECUTVIOS DE GRANDES EMPRESAS. Sólo la ACCIÓN, te traerá CLARIDAD. No le des más vueltas, ni reflexiones tanto, porque si no pasas a la acción las cosas se enfrían y pierdes el entusiasmo en el camino.
A mí me gusta compartir mis aprendizajes con ustedes, con la comunidad de coachee, porque sé que estas historias pueden ayudarles a verse reflejados y sobre todo creer que sí se pueden concretar las ideas. No me avergüenza decir que me he equivocado en este emprendimiento ,que veo cómo vuela en la medida que ME ANIMO y CREO EN MI. Tan SIMPLE Y DESAFIANTE COMO ESO. Si no lo hubiera intentado probablemente no hubiera llegado a pensar que fuera posible en lo más mínimo.

VISIBILIDAD: mientras más visible seas frente a tu cliente ideal, más chances tienes de que piensen en ti cuando tengan ese problema que tú resuelves. Otra cosa, no pienses que al promocionarte, tienes que hacerlo frente a todo el mundo. No, no. No hace falta que bombardees a todo el mundo, porque no es necesario que te vea todo el mundo, pero si TU CLIENTE IDEAL. PORQUE ES EL QUIEN DE VERDAD TE NECESITA. Por eso es tan importante que clarifiques en A QUIEN SIRVES. Sino tu mensaje se diluirá frente a un mercado saturado de ofertas genéricas.

TAMBIEN ERES UN APRENDIZ. Esto es una excelente opción, al conversar con otros puedes mostrarte como una persona que está aprendiendo, conociendo nuevas industrias, nuevos mercados, nuevos modelos. Lo que de paso es cierto. Por mucho que ya sepas, siempre hay algo nuevo que aprender, por último, el sólo placer de conocer personas nuevas. Si te muestras humilde, sólido, pero no soberbio, a las personas les encantará conocer lo que sabes, compartes experiencias y ambos crecen. Generas un vínculo de confianza. Las persona son inteligentes. Ellas mismas sabrán si hay algo que ofrecerte o recomendarte después.

GENERA CONFIANZAS. Es la clave, hay varios trucos para ello. Ve los videos de Amy. Primero generas tal confianza y luego se abrirán los caminos de la conversación y poder demostrar sutilmente que eres competente en lo que haces. Muchas veces con un relato humano de experiencia y otras sólo haciendo preguntas inteligentes.

Para comenzar a piensa en ¿A quién le puedes ser útil ? ¿A qué personas tu servicio le puede cambiar la vida?