3.01 Los 6 secretos para escribir un CV Ejecutivo Efectivo y.....los 7 errores

Existen muchos artículos en la red donde se dan consejos sobre cómo escribir un CV ejecutivo efectivo.  Las costumbres han cambiado y lo que te aprenderás es parte de lo esencial. Esto debe estar presente en todas tus piezas comunicacionales.

POR FAVOR REVISA ESTO ANTES O CUANDO ESTES ESCRIBIENDO TU CV O RESUMEN

Los reclutadores se fijan sólo unos segundos en formarse una idea de un CV.   Lo primero que ven es en estricto orden.

  1. Nombre
  2. Cargo actual y compañía o empresa
  3. Fecha de inicio y término del último cargo
  4. Fecha de inicio y término del cargo anterior
  5. Formación
  6. Empresas en que ha trabajado (marcas)

Mapean visualmente y sin leer todo, donde están los cargos marcas y si hay alguna cifra de logro para comprender la dimensión del candidato. Buscan continuidad, cambios discretos y coherencia

(Texto original o fuente pinchando la fotoè, lo mejoré según mi propia experiencia)

Esto lo vamos a tener en cuenta. Es clave que esto se presente de forma excelente, visible, que dé la impresión de estabilidad y calidad.

MENTALIZATE EN 3 COSAS PREVIAS 1: Piensa siempre en lo más relevante que has hecho, a quien le has ganado, debes tener en mente tus Goals, las cosas que son ¡¡Wow ‼ Cosas que se salen de lo corriente, que te hacen sentir orgulloso. 2° debes contar una historia, un relato humano y entretenido, que cautive al lector y 3°debe ser corto. Resumen: cosas choras, un relato entretenido, corto y tu CQI.

A continuación algunos consejos para que tu CV ejecutivo te consiga entrevistas mucho más rápido.

1.- Habla de ti y del impacto de tu gestión en los negocios. La mayoría de las personas incluyen descripciones en los CV, no explican lo bien o mal que han hecho su trabajo. Las descripciones de cargo, por sí solas, no dicen nada de ti ya que se centran en lo NO relevante, explican lo que ya todos sabemos. Los hechos y lo que demuestra tu destreza son tus logros, es lo que podemos medir de tu experiencia pasada. Sin embargo, cuidado porque logros NO SON una lista aislada de números o estadísticas, ni siquiera de resultados. Los logros deben presentarse como una estrategia pensada que te muestre y posicione como un profesional versátil ante un potencial empleador. Así que trata de no improvisar esta sección tan vital del CV.
2.-No uses palabras sobrecargadas. Muchas personas utilizan palabras para describirse como «orientado a resultados”, “entusiasta” y “enérgico”. Estas son palabras que más bien le quitan fuerza tu CV y desalientan a los reclutadores por lo sobre usadas que están. En realidad no dicen nada de ti, o mejor dicho, eso lo dice cualquiera de sí mismo.
Tampoco pienses que todo es estrategias. Mira el comentario después de mi firma, los ejecutivos están para la ejecución, hacer que las cosas ocurran.
3.-Fluido y atractivo. La lectura del CV debe fluir. Trata que sea como una novela que el reclutador no pueda dejar de leer. Debe ser fácil de leer, interesante, que invite a seguir leyendo y donde te enamores del protagonista. Si al tratar de leer no pasas de los primeros 3 segundos, no sirve. Hay que reescribirlo. Si te pasa eso con tu CV, es posible que tengas oportunidades importantes de mejorarlo.
4.-Explica sólo la experiencia de hace 8-10 años. Si bien debemos nombrar toda tu experiencia, no hace falta explicar en detalle más de los últimos 8 -10 años, que es lo realmente relevante para los reclutadores. Lo demás ocupa espacio y confunde, le quita foco al documento. Pero, buenos logros anteriores, si se pueden anotar. Piensa que tú ya eres otra persona, mucho más potente y competente que hace 10 años atrás.
5.- Elimina el objetivo y la foto si no es muy buena (datos personales incluida la dirección de tu casa al final). Los objetivos son completamente anticuados, tipo años 80s y 90s. Desde hace años los objetivos laborales no se incluyen dentro de los CV. Lo primordial es que redactemos un párrafo introductorio o perfil profesional que incluya una descripción clara de quien eres y frases que te posicionen por encima de los demás. La foto se usa poco y si es mala, ni hablar mejor sin foto. Los datos personales muy pocos, sólo hacen falta tus datos de contacto como teléfonos, correo electrónico, ciudad, país y URL de LinkedIn, lo demás no es necesario y puede poner en peligro tu seguridad personal.
6.- No incluir bajo ningún concepto “referencias” Tampoco abuses de las recomendaciones de LinkedIn ni de las validaciones. Si algún empleador necesita referencias tuyas te las pedirá directamente.

Por otra parte cuida de no cometer ciertos errores

El CV no es una carta de presentación,  hay que jerarquizar la información. Además, distinguir logros es fundamental. Aquí te presentamos siete errores que no debes cometer al momento de redactar tu CV.

NO INCLUIR EXTRACTO PROFESIONAL
Se trata de un pequeño párrafo introductorio al comienzo de tu currículo que resume en 5 o 6 líneas tu trayectoria profesional, donde se destacan los objetivos y los puntos fuertes de tu trabajo. No es fácil redactar este párrafo, pero hacerlo bien, asegura un resultado muy positivo.
MUCHA CREATIVIDAD
Ser «tan creativos y con tanto diseño que solo consiguen que el reclutador no encuentre la información que necesita». Esto solo podría ser útil en un tipo de trabajo que privilegie la creatividad precisamente.
LA FOTO
No es un error del todo no incluirla, aunque tener una de mala calidad podría ser perjudicial. Una buena resolución y una sonrisa serán grandes aliados. Mira el capítulo especial
ESTILO DE LA FUENTE
Aunque no lo crea, la letra que utilizamos es clave. Su tamaño debe ser el adecuado y no tener demasiado relleno. Su tipografía debe ser lo más formal posible. No utilizar «Comic Sans».
OJO CON LOS ERRORES PERSONALES
Por muy obvio que parezca, los currículum no están exentos de errores de ortografía, aunque también de fondo: no incluir el mail o digitar mal un número de tu teléfono suele ser muy grave.
MENOS ES MÁS
Si se puede poner todo el currículum en una hoja, mejor. Si la trayectoria es muy amplia, puede ir en dos. Hay que entregar solo la información relevante, así la tarea del seleccionador será más fácil.
DEJA FUERA LO INÚTIL
Hay trabajos a los cuales les guardamos mucho cariño, pero realmente para un CV no son importantes e incluso podrían jugar en contra.


Extracto tomado y reducido en un paper de José Fernández Vergara

Muchos ejecutivos parecen tener poco claro qué es un CV y cómo presentarse ante una empresa o ante un head hunter, por lo que la inmensa mayoría tiende a usar palabras o conceptos comunes que ha aprendido en las escuelas de negocios, creyendo que así demuestra un buen nivel profesional.

Frases como “directivo con liderazgo”, “estratégico en temas de recursos humanos”, “estratégico en finanzas” o “estratégico comercial” en el CV de un Product Manager o Gerente Comercial son poco creíbles. Una unidad de negocios en una compañía multinacional, dedica la mayor parte de su tiempo a aspectos operacionales del día a día, a ejecutar y no a temas estratégicos. Ni hablar de los ejecutivos que trabajan en empresas familiares.

La estrategia siempre la va a armar el Gerente General y Directorio, no quien la aplica. Y el plan estratégico no tiene nada que ver con los lineamientos estratégicos de la empresa. Dedicarse a temas estratégicos tiene que ver con decisiones de largo plazo, con hacia dónde dirigir una empresa. Requiere visión y entendimiento del negocio para tomar decisiones sobre qué recursos financieros, tangibles y humanos se van a poner en función de cada elección. Estamos hablando de decisiones que normalmente se toman a nivel de directorio, de los dueños y del Gerente General, en las que en menor medida hay alguna participación de otros gerentes.

Para darse más importancia los ejecutivos tienden a desvalorizar aspectos operacionales creyendo que lo único relevante está en la concepción de la estrategia. Lo normal es tener experiencia en aspectos tácticos, y esto hay que incluirlo en el CV, porque cualquier buen Headhunter sabe que el ejecutivo no ha tomado decisiones estratégicas.

Pero, la naturaleza de los trabajos gerenciales son las decisiones tácticas, operacionales y de corto plazo. Lo normal es que un buen ejecutivo esté en la ejecución de la estrategia, en la consecución del plan, en donde se ve quiénes son buenos y malos. “En la cancha se ven los gallos” Es importante reflejar bien estas competencias, enfrentar en el día a día los innumerables problemas que existen para sacar adelante las cosas. Los buenos ejecutivos son personas con capacidad de pensar en abstracto y de llevar a la operación los programas y metas que se han definido en la estrategia.

Es incomprensible que al construir su curriculum los ejecutivos no muestren la experiencia que tienen y lo expertos que son en determinada área. Las competencias ejecutivas tienen justamente que ver con la capacidad de manejo en temas blandos como la negociación, innovación, análisis y solución de problemas, con ser promotor del cambio, con la planificación y organización y con capacidades técnicas y metodológicas para el cargo.

No sirve de nada tener un CV lleno de palabras que no dicen nada importante del postulante salvo su nombre, edad, estudios y a veces idiomas que maneja. Hay que hacer un esfuerzo para pensar bien en la experiencia y competencias que se tienen y no poner las que no se poseen y que además, no te sirven para el cargo al que postulas.

Por eso, los logros Wow, son aquellas cosas que muestran efectivamente esa capacidad de hacer que las cosas ocurran